lunes, 30 de noviembre de 2015

CÉSAR GHIRARDI: EL ‘LOCO’ CÉSAR

El 12 de marzo de 1998, después de un intenso tiroteo, fue detenido César Ghirardi, uno de los asesinos en serie más sanguinarios de la historia criminal argentina.

El móvil de este asesino era económico. Asaltaba y mataba a sus víctimas para robarles. Así, el primer crimen del que se tiene constancia lo cometió el 21 de noviembre de 1996, asesinando a dos hombres durante un asalto, Fabián Brain y Fernando Diácono en la ciudad bonaerense de Ramos Mejía.

Antes, el 24 de enero intentó matar a un comisario de policía y a su familia, cuando el ‘loco’ César y un cómplice dispararon desde su vehículo al del comisario.

Apenas tres semanas después, mientras la policía registraba el domicilio del asesino, éste huyó con un vehículo. En la persecución hubo un intenso tiroteo entre la policía y Ghirardi, que fue detenido tras ser herido de levedad por un disparo en la pierna.
César Ghirardi en 2010.
Foto: La Nación/Ricardo Pristupluk
En un principio a Ghirardi se le atribuyeron cuatro asesinatos más, aunque solamente fue acusado de los crímenes de Diácono y Brain, por lo que fue condenado a 20 años de prisión, el 22 de agosto de 2002, aunque en 2007 la Sala III de la Cámara de Casación Penal bonaerense le redujo la sentencia a 18 años de cárcel.

En 1999, y mientras estaba cumpliendo condena mató a otro recluso, Sotero Gavilán, durante el transcurso de una pelea. Fue condenado a 15 años más de prisión pero otra vez, la Sala III de la Cámara de Casación Penal, le rebajó la pena a 14 años de reclusión.

Ghirardi se benefició de la denominada ley del “2 por 1”, la cual contempla que un preso que se encuentre en situación de prisión preventiva, cada día que pasa computa como si fueran dos, por lo que salió en libertad mucho antes de lo sentenciado en un principio, el 28 de mayo de 2008. Tan sólo seis días después, volvió a asesinar. Esta vez asaltó un vehículo de seguridad que transportaba 86.000 pesos. Después de disparar a los dos vigilantes, murió uno de ellos, hirendo de gravedad al otro.

Por este hecho fue nuevamente detenido y en 2010 condenado a cadena perpetua, pero el propio Ghirardi recurrió la sentencia alegando que no se había incluido el “2x1”. Así, el 20 de noviembre de 2015 salió en libertad condicional.








Fuentes:



No hay comentarios:

Publicar un comentario