viernes, 16 de octubre de 2015

PRESUNTO ASESINO EN SERIE ACUSADO DE UN CRIMEN COMETIDO EN ALMERÍA CUATRO AÑOS ATRÁS

A las 13:10 horas, del 16 de noviembre de 2011 se descubrió el cuerpo de un anciano de 76 años entre las rocas de la denominada Cala Rajá, en el parque natural de Cabo de Gata, en Níjar (Almería). Lo que en un principio parecía ser una muerte accidental, la Guardia Civil halló indicios de que podría tratarse de una acción violenta.

El fallecido, T.M.L. se había levantado temprano esa mañana para ir a pescar, tal y como comentó en la cafetería donde desayunó. Se desplazó a la zona en coche pero los agentes no encontraron el turismo, por lo que sospecharon que podría haber sido robado.

El 10 diciembre de ese mismo año, agentes de la Policía Nacional localizaron el vehículo de la víctima en un descampado del término municipal de La Junquera (Gerona), municipio fronterizo con Francia. Agentes de la Guardia Civil se desplazaron hasta el lugar donde examinaron el vehículo, encontrando restos biológicos, aunque no fue hasta febrero de 2015 cuando se produjeron avances en la investigación, al conocerse que un hombre de nacionalidad belga, Etienne Dedroog, de 44 años de edad podría ser el autor de dicho crimen, dado que los restos hallados en el volante del vehículo correspondían con el perfil genético de este individuo. Además está cumpliendo condena por el asesinato de una pareja de ancianos en Bélgica y acusado de otro en Francia.

Asimismo, al acusado se le sitúa en España un día después del crimen en Cala Rajá, ya que fue identificado por agentes de la Policía Nacional en un control en Valencia, y posteriormente en otro más el 25 de ese mismo mes, en Huesca.

Los otros crímenes

La justicia francesa imputó al acusado el crimen de una mujer de 57 años de edad, Véronique Cretazz que apareció estrangulada en su casa de campo en Bouchet (Alpes franceses), el 11 de octubre de 2011. Debajo de las uñas de la víctima se encontraron restos de piel, cuyos análisis de ADN confirmaron que pertenecían a Dedroog, que niega cualquier vinculación con dicho asesinato y por lo que apeló la decisión del Tribunal Penal de Drôme.

En Bélgica -donde es conocido como “el asesino de las cabañas”- fue condenado en noviembre de 2014 a cadena perpetua por el asesinato de una pareja de ancianos holandeses en la región belga de Luxemburgo. El 28 de noviembre de 2011 Martin Blankaerts, de 71 años y su mujer Mia, de 69 fueron estrangulados por Dedroog en su casa rural.

Los investigadores españoles han podido realizar una cronología de los hechos en la que indican que Etienne Dedroog “cometió el primer asesinato en Francia, sustrajo a la víctima las tarjetas bancarias y el coche, huyó a España, y de aquí, se marchó a Bélgica donde mató a otras dos personas y se entregó a las autoridades".


Fuentes:


No hay comentarios:

Publicar un comentario