miércoles, 28 de octubre de 2015

JOSÉ FRANCISCO PLANELLS: EL ASESINO DE CASTELLAR

El viernes 28 de octubre de 2011 por la tarde, José Francisco de 33 años de edad dejó a su hija de siete meses con unos vecinos, tal y como había hecho otras veces. Según declaró tras su detención consumió cerveza y cocaína. Cuando regresó, recogió a su hija y la dejó en su piso. Tras ello llamó a la puerta de la vecina que unos momentos antes había cuidado a la pequeña y en el momento de abrir, la mujer recibió una serie de puñaladas. Seguidamente, su hijo de 14 años sufrió otras tantas, dándole muerte. La siguiente víctima fue el padre de familia quien tambié pereció. Otra vecina del mismo rellano salió al escuchar tanto alboroto; la anciana de 78 años recibió una única puñalada certera en el corazón, falleciendo prácticamente en el acto. Entonces bajó de un piso superior otro vecino que al intentar detenerlo sufrió varias cuchilladas. El hombre pudo escapar hacia su vivienda, salió al balcón y pidió auxilio. Un Policía Local fuera de servicio de Valencia que pasaba por la calle escuchó los gritos y entró en el edificio deteniendo a José Francisco, evitando seguramente más muertes, ya que el presunto autor llamó a las puertas de más vecinos.

La condena

La Audiencia Provincial de Valencia condenó en 2013 a José Francisco Planells a una pena de 69 años de prisión por tres delitos de asesinato y dos más en grado de tentativa. No le sirvió de nada la defensa del asesino en la que se alegó la intoxicación por cocaína y alcohol a la que estaba sometido en el momento de los hechos, por lo que pidió una eximente completa o incompleta. Por su parte el juez expuso que era plenamente consciente de lo que hacía, puesto que resguardó a su hija en la vivienda antes de cometer los hechos: “El acusado presentaba una conducta homicida feroz, pero en modo alguno automática, ni descoordinada”. Además expuxo que “acometía los obstáculos que se le presentaban para la consecución de un objetivo que no ha puesto de manifiesto”.
Carta escrita por Planells pidiendo perdón por los crímenes cometidos
José Francisco Planells no era una persona conflictiva. Se llevaba muy bien con sus vecinos, sin aparentes problemas económicos, ni familiares. Nadie se explica que pudo pasar por su mente para matar a tres personas y herir a otras dos. Sólo él tiene la respuesta a la pregunta: ¿Por qué lo hizo?


No hay comentarios:

Publicar un comentario