viernes, 23 de octubre de 2015

ASESINO CONFESÓ HABER MATADO A SIETE PERSONAS POR ÓRDENES DEL DIABLO

El pasado 7 de julio de 2015 fueron detenidos tres hombres por asesinar a tres personas en apenas 45 minutos. Todd West, de 22 años de edad habría sido el ejecutor, acompañado por Robert A. Jourdain, de 20 años y Kareem Mitchell, de 23. Después de disparar contra Kory Ketrow, un joven que andaba por la calle en la ciudad de Easton (Pensilvania). Más tarde habría dado muerte a una pareja que se encontraba dentro de su vehículo en Allentown –ciudad cercana a Easton-, a los que disparó al igual que a Ketrow. Además de estos crímenes, siguieron una orgía de robos y disparos durante esa madrugada. Apenas 24 horas después, los tres jóvenes fueron detenidos por la policía tras el testimonio de una mujer que denunció haber visto el vehículo de los presuntos asesinos por el retrovisor de su coche. Mientras estaba detenida en un semáforo en rojo, observó como un individuo salía de los asientos traseros de la furgoneta que le precedía y la apuntaba con su arma. La mujer aceleró a toda prisa mientras escuchó disparos. Posteriormente, se percató que un neumático perdía aire. Al llevarlo al taller, observaron que una bala se alojaba dentro de la rueda.

West admitió los crímenes y además confesó ser el brazo ejecutor, Mitchell quien conducía la furgoneta en la que se desplazaban y Jourdain quien proporcionó la munición.
Todd West
 West, acusado de otros crímenes en Nueva Jersey

La fiscalía del estado de Nueva Jersey acusa a West de matar a tiros a un primo suyo, Michael Thompkins, de 29 años de edad, el 18 de mayo de 2015. Además el 25 de junio podría haber matado -también con arma de fuego- a Dennis Vega (28), Jamil Payne (29) y Kevin Nelson (32). Otra víctima sobrevivió a los disparos, Richard Marte (24).

El 20 de octubre comenzó la audiencia preliminar en el Tribunal Central del condado de Lehigh (Allentown), en el que declararon testigos y los policías que llevan la investigación. Uno de ellos dijo que West le manifestó que el diablo le ordenó cometer los asesinatos porque necesitaba comer. Cuando finalice la audiencia, el juez determinará si acusa formalmente a los implicados, que podrían enfrentarse a la pena capital.



Fuentes:


No hay comentarios:

Publicar un comentario