miércoles, 16 de septiembre de 2015

MASACRES ESTUDIANTILES (II): LA MASACRE DE BATH SCHOOL

La segunda vez que se tiene constancia de asesinatos en masa en centros de enseñanza fue en la escuela de la pequeña población de Bath, Michigan (Estados Unidos). Hasta la fecha es el que mayor número de víctimas mortales habidas en un centro escolar.

El 18 de mayo de 1927 el pequeño pueblo de Bath se despertó con una fuerte explosión. Eran las 8:45 de la mañana y la granja de Andrew Kehoe estaba ardiendo. Cuando llegaron los vecinos, vieron que la Sra. Kehoe se había carbonizado en el incendio, que también había alcanzado a la casa. Instantes después hubo otra explosión. Esta vez fue en el ala norte del edificio de la escuela. Murieron 36 alumnos y dos profesores.

Los restos de la vivienda y la granja de los Kehoe, después de la explosión.
El causante de dichas explosiones fue Andrew Kehoe, que durante meses fue acumulando kilos de dinamita en el sótano del centro escolar y mediante un detonador hizo volar por los aires tanto su propiedad como la escuela. Durante las labores de rescate, el personal de salvamento descubrió 230 kg. de dinamita sin explotar y material inflamable. En ese instante, Kehoe disparó con una escopeta sobre una furgoneta que contenía material explosivo, muriendo él mismo, el director de la escuela y algunas personas que se encontraban en el lugar.
La escuela de Bath, tras la explosión.

Algunos vecinos del pueblo de Bath sospechaban que Andrew Kehoe tramaba algo, aunque más bien pensaban en un posible suicidio debido a los numerosos problemas y conflictos acaecidos en los últimos meses. Nadie podía imaginar que cometería semejante atrocidad.

Kehoe era un hombre extraño, de carácter difícil y uraño, aunque sus vecinos no lo tenían como una mala personal, ya que si alguien pedía su ayuda, éste la prestaba sin problema. Sin embargo numerosos sucesos en su ámbito personal y algunos conflictos en el municipio pudieron llevarle a atentar contra los habitantes de Bath.

Nacido el 1 de febrero de 1872 en Tecumseh, Michigan. Se quedó huérfano de madre a una edad temprana. Su padre se volvió a casar, y con su madrastra no hubo nunca una buena relación, eran comunes los conflictos con ella.

En 1876, cuando el joven Andrew contaba con 14 años, la estufa de petróleo que calentaba el interior de la casa explotó, y su madrastra acabó ardiendo, y aunque él le hechó un cubo de agua, acabó muriendo por las terribles quemaduras recibidas. Algunos vecinos sospecharon que Andrew había provocado la explosión.

A los 40 años de edad se casó con Ellen Price, y siete años después compraron la granja de Bath, donde se instalaron. Rápidamente se involucró en la vida social y cultural del pueblo. Se le nombró tesorero de la escuela aunque reconocían los habitantes del municipio que era una persona de trato difícil y que se enojaba con facilidad si no se le daba la razón.

Los conflictos con él empezaron cuando no fue designado para el puesto de secretario en el Ayuntamiento y se decidió aumentar los impuestos municipales para construir una escuela nueva, con lo que él no estaba de acuerdo. Además su mujer estaba muy enferma de tuberculosis y próximamente les iban a embargar sus propiedades por no poder hacer frente al pago de la hipoteca. Todo ello pudo ser el detonante del desenlace fatal.
Placa conmemorativa en homenaje a las víctimas de la masacre.
Autor fotografía: Jtmichcock

Murieron un total de 45 personas, 35 niños de entre 8 y 14 años y 2 profesores en la escuela; 5 junto a la camioneta (donde también murió un niño de 8 años), Ellen Kehoe y el propio Andrew. Además otra niña murió en el hospital después de una intervención quirúrgica.

En la zona se construyó un parque tiempo después, en memoria de los fallecidos donde se instaló la cúpula de la escuela, que no se dañó tras la explosión y una placa conmemorativa.


FUENTE: Ellsworth, Monty J. (1927). "Chapter One—The Bath Consolidated School" (online version). The Bath School Disaster. Bath School Museum Committee (1991 ed.). OCLC 6743232. RetrievedApril 13, 2011.


No hay comentarios:

Publicar un comentario