lunes, 31 de agosto de 2015

POL POT Y LOS JEMERES ROJOS

Saloth Sar, más conocido después como Pol Pot nació en la aldea camboyana de Prek Sbauv, el 19 de mayo de 1925 y provenía de una familia de terratenientes.
Cuando Sar tenía seis años se trasladó junto a su familia a la capital del país, Nom Pen, puesto que tenían conexiones con la familia real de Camboya, por lo que Saloth Sar estudiaría en las mejores escuelas y se relacionaría con las élites gobernantes y sociales del país, incluso estudió en la Sorbona de París, puesto que Camboya era un protectorado francés y los hijos de las clases sociales altas eran enviados a la capital gala a estudiar.
Corría el año 1949 cuando marchó a París. Allí empezó a tener contacto con partidos comunistas, en especial con el Partido Comunista Indochino, que eran grupos anticolonistas y en Francia estaban prohibidos. Así pues, las ideas revolucionarias comunistas forjaron la personalidad del futuro Pol Pot.
El 14 de julio de 1956 se casa con Khieu Ponnary y deciden regresar a Camboya, donde trabaja como profesor de francés hasta 1963. En este periodo de tiempo, el país vive una época convulsa donde el rey Norodom Sihanouk -que se resiste a dejar el poder-, inicia una fuerte represión contra los comunistas -sus principales enemigos- lo que les obliga a refugiarse en la selva.
Saloth Sar va cobrando cada vez mayor protagonismo dentro de su grupo político comunista, llamado “Grupo de Estudio de París”. El partido político depende de la facción de los “vietnamita-jemer” que le enseñan cómo desarrollar la política una vez llegados al poder "trabajando con las masas de base, fundar los comités de independencia a nivel de aldeas, miembro por miembro".
En 1964 estalla la guerra en Vietnam y el rey Sihanouk se declara neutral en el conflicto. Sin embargo, el 18 de marzo de 1970 mientras se encuentra de viaje en el extranjero, el general Lon Nol da un golpe de estado en connivencia con los Estados Unidos.
Saloth Sar (que cambió su nombre por Pol Pot) y su “Grupo de Estudio de París” toman el control total del partido comunista que lo bautiza como PKK (Partido Comunista de Kampuchea) y rompe su relación con los comunistas vietnamitas.
Otro hecho que favorece a Pol Pot son los bombardeos estadounidenses del norte de Camboya, donde se escondían tropas del vietcong, matando a unas 150.000 personas de las zonas rurales durante este periodo. Por este motivo, Saloth Sar inicia la revolución desde las aldeas, y con más de la mitad del país apoyándole, conquista la capital en 1975.

Los Jemeres Rojos

El rey Sihanouk fue quien bautizó a los integrantes del Partido Comunista de Kampuchea en los años 50 como Los Jemeres Rojos. El término jemer quiere decir camboyano. Se utilizaba este término principalmente, para denominar a la facción guerrillera del PKK.
Los Jemeres Rojos conquistaron la capital camboyana Nom Pen el 17 de abril de 1975 y nada más llegar obligaron a todos sus habitantes a abandonar la ciudad. Se iniciaba así un proceso de abandono forzado y de regresión al pasado, siendo el objetivo principal que la mayor parte de la población dejara de vivir en las áreas urbanas para hacerlo en el campo, trabajando la tierra y convertirse en esclavos agrícolas, principalmente cultivando arroz.
Los militares y cualquier persona vinculada con el anterior gobierno fueron aniquilados. Si encontraban a personas escondidas en sus casas, aunque fueran ancianos o enfermos, los ejecutaban.
La industria, el el dinero, la tecnología, el deporte, el mercado, las escuelas, las infraestructuras fueron abolidos y aisló el país de cualquier relación con el extranjero. Todo era considerado capitalista y corrupto para el hombre. El delito más grave era el individualismo. Incluso el amor era un acto egoísta y el Angkar (órgano formado por los miembros más poderosos del PKK,  quiénes tomaban las decisiones) tenía el poder de decisión sobre cualquier persona.
Las hambrunas y las epidemias no tardaron en aparecer. Las purgas a la población y las torturas no se hicieron esperar. Pol Pot estaba obsesionado con la traición, y durante su autocracia siempre buscaba al “enemigo oculto”. Cualquier sospechoso de ir en contra de los ideales establecidos, ya fueran mujeres, hombres, niños, ancianos serían ejecutados en campos de exterminio. Se calcula que una cuarta parte de la población murió por alguna de estas causas, entre 1.700.000 y 2.000.000 de personas durante cuatro años.

El fin del régimen del terror

La República Democrática de Kampuchea, tal y como pasó a nombrarse con la llegada de Pol Pot al poder, se involucró en un conflicto bélico con Vietnam.
El ejército camboyano hizo varios incursiones militares en territorio vietnamita, concretamente en una zona llamada “Kampuchea Krom”, la cual fue anexionada en el siglo XIX por Vietnam, por lo que se inició una guerra con el país vecino que culminó con la invasión vietnamita el 28 de diciembre de 1978, con la ayuda de numerosos camboyanos y jemeres rojos que habían desertado.
El 7 de enero de 1979 el gobierno del PKK fue derrocado, y Pol Pot huyó refugiándose en la selva, aunque continuaría su enfrentamiento con las tropas de ocupación vietnamitas.
En 1985 Pol Pot renuncia como líder de los jemeres rojos, aunque sigue comandando a un grupo de leales seguidores. Seis años más tarde, en 1991 se firma un tratado de paz con un gobierno de transición, supervisado por la ONU.
En 1993 se celebran elecciones y los jemeres rojos tratan de boicotearlas sin éxito, desintegrándose el grupo revolucionario en 1996, aunque algunos formaron parte del gobierno después.
Pol Pot Falleció el 15 de abril de 1998 en la selva, sin ningún tipo de remordimiento, ni tan siquiera tuvo ningún juicio. Es más, justificó sus crímenes declarando que sólo mató a la “mala gente” y que su “conciencia estaba limpia”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario