lunes, 24 de agosto de 2015

GRADY STILES: EL HOMBRE LANGOSTA

La ectrodactilia es una enfermedad hereditaria de las extremidades, en las que hay ausencia de dos o tres dedos en la parte central, tomando una forma muy parecida a las pinzas de las langostas.
            Así es como denominaron a Grady Stiles en su infancia, “el chico langosta”. Padecía de esta rara enfermedad de forma bastante severa, sobre todo en los pies que le impedían andar.
            Nacido en 1937, era portador de ectrodactilia de sexta generación, es decir el primer antepasado en contraer la enfermedad nació en 1805.
Defecto que produce la ectrodactilia en las extremidades.
Foto: Aurélie & Sylvain Mulard
            Fue contratado por un circo ambulante de los denominados ‘freaks’, personas con deformidades físicas que se prestaban para su visionado público a modo de feria, en la que era casi su única forma de ganarse la vida.
            Stiles se casó dos veces y tuvo cuatro hijos, de los cuales dos heredaron la extraña enfermedad y viajaban en el circo ambulante junto a su padre. En invierno, cuando no trabajaban se instalaban junto a muchos de los ‘freaks’ en Gibsonton, Florida.
            Grady Stiles era alcohólico y maltrataba a su familia. Debido a que no podía caminar, se desplazaba en silla de ruedas. Cuando no lo hacía por este medio, se ayudaba de sus brazos, por lo que había desarrollado gran fuerza en sus extremidades superiores, y cuando se irritaba y bebía, se convertía en un hombre peligroso, debido a su violencia.
            En 1978 mató a tiros al novio de una de sus hijas en la víspera de bodas, en Pittsburgh, Pennsylvania. Fue declarado culpable, pero debido a que no había ninguna cárcel adaptada para su minusvalía, se le concedió la libertad condicional. Desde entonces dejó de consumir bebidas alcohólicas, casándose de nuevo con su primera esposa. La alegría duró poco en el nuevo hogar familiar, ya que Grady volvió a beber, y por tanto a ser el hombre violento de antaño.
            La mujer, harta de los malostratos contactó con un hijo de Grady de su anterior matrimonio, Harry Glenn Newman al que le dijo “algo hay que hacer” y éste contrató a un pandillero por 1500 dólares para que lo matara. El asesinato se produjo el 29 de noviembre de 1992 en la casa de Grady, en Gibsonton. Fue ejecutado de un disparo. Era tan odiado en el vecindario, que el día de su entierro nadie quiso llevar el féretro. El sicario fue detenido y condenado a cadena perpetua, el hijo de Grady, a 27 años de prisión y la esposa del asesinado, a 12.
            Grady Stiles ha sido objeto de inspiración para numerosos personajes de libros, cómics y series de televisión.




No hay comentarios:

Publicar un comentario