martes, 9 de diciembre de 2014

THUG BEHRAM Y LA SECTA DE 'LOS ESTRANGULADORES'

           Según algunas fuentes probablemente sea a día de hoy, el asesino en serie con el mayor número de víctimas a sus espaldas: el hindú Thug (Zag) Behram. Se dice que mató a 931 personas, aunque este dato no parece ser cierto, ya que declaró haber matado con sus propias manos a 130 y ‘estar presente’ en más de 930 asesinatos, cometidos por miembros de la banda que el dirigía, compuesta de entre 25 y 50 hombres. Aunque, sus declaraciones al ser detenido, fueron bastante incongruentes.
            El nombre de este asesino (escrito thug y pronunciado ‘zag’) es un término inglés de origen hindú que significa ‘criminal’. Así, los miembros de esta secta eran denominados thuggee (zaguí).
            Thug (Zag) Behram nació en 1765 y en 1790, ya como líder del grupo inicia su carrera criminal. Pertenecía como ya he indicado al culto de los thuggee, también denominados ‘Los estranguladores’. Este grupo sectario, siendo fiel a su nombre, se dedicaba a estrangular a sus víctimas para robarles. Sus integrantes se mezclaban entre hinduistas y musulmanes.  
            El origen de esta banda criminal se remonta a la Edad Media y la primera vez que se menciona es en 1356 en la obra Historia de Shah Firoz del historiador musulmán Ziauddin Barani.
            El modus operandi era entablar amistad con los peregrinos que recorrían los caminos de la India y ganarse su confianza hasta que eran asesinados. A modo de ritual los crímenes se cometían con un pañuelo de color amarillo llamado ‘rumal’, en honor a Shivá y su esposa Kali, dioses de la destrucción. Despúes, los cuerpos eran enterrados para no ser descubiertos.
            (Zag) Thug Behram fue capturado y ahorcado por las Fuerzas de ocupación Británicas en 1830. Jamás se arrepintió, y es más,  se mostró orgulloso de los crímenes cometidos. La muerte del asesino condujo a la desaparición de la secta.
            Según el ‘Libro Guinness de los Records’, los thuggees mataron a unos dos millones de personas durante su existencia, aunque el historiador británico Mike Dash rebate este dato y calcula que el total de víctimas de este grupo criminal no superó la cifra de 50.000, ya que según sus investigaciones existieron durante 150 años.
            Los ‘thags’ fueron inmortalizados en numerosas obras. La más conocida por nosotros ‘Sandokán’, de Emilio Salgari, en la cual figuran como enemigos del protagonista.
            También aparecen en la película ‘Indiana Jones y el templo maldito’, esta vez renacidos cien años después de su extinción y haciéndole la vida imposible a Harrison Ford.
            Esta pandilla de asesinos es considerada por muchos autores como la primera mafia de la historia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario